PROYECTO DE MODIFICACIÓN A LA LEY DE SEMILLAS

15.11.18

Navarro, Damián / Frene, Lisandro

Esencialmente el proyecto prevé una limitación del denominado “derecho de uso propio”, establece el abono de regalías por la “reutilización” del producto, y reconoce el pago de “derechos de propiedad intelectual” con la compra de las semillas.

Según las modificaciones propuestas, el precio que abone cualquier adquirente de semilla, por la misma o por el uso propio cuando corresponda, dará por satisfechos todos los derechos de propiedad intelectual, sin excepciones, que la semilla y los productos obtenidos a partir del uso de la misma contengan. Asimismo, con la compra de semilla deberá establecerse, por un período de CINCO (5) años el valor que el titular del derecho o su licenciatario podrá requerir por los derechos de propiedad intelectual antes referidos a los fines de reserva y siembra de semilla para su propio uso, o usa o vende como materia prima o alimento.

Además, el titular del derecho de una variedad protegida, sólo podrá requerir el pago correspondiente a quien reserve y utilice semilla para su uso propio en cada posterior propagación o multiplicación, cuando este último no se encuentre comprendido en las siguientes situaciones: a) Agricultores inscriptos en el Registro Nacional de la Agricultura Familiar (RENAF) y los pueblos originarios que en el contexto de prácticas de agricultura familiar o en un ámbito agrícola comunitario tradicional intercambien o vendan entre ellos semillas u otro material de propagación; o b) Agricultores que estén encuadrados en el ejercicio inmediato anterior en los parámetros de facturación que la normativa vigente fija para la categoría de Micropyme, conforme lo disponga la reglamentación. En esos dos casos los agricultores en ningún caso estarán obligados al pago por el uso propio.

El INASE tendrá acceso a cualquier cultivo o producto de la cosecha en cualquier lugar en que se encuentre y podrá disponer la toma de muestras en cualquier etapa de la cadena de producción para determinar analíticamente la variedad utilizada y cualquier otro parámetro que resulte de interés a los fines de esta ley. Esta actividad de control y fiscalización del INASE es indelegable, siendo facultad exclusiva del mismo fijar los umbrales mínimos de detección de tecnología que habilitarán la percepción de cargos por derechos de propiedad intelectual.

El proyecto está en condiciones de tratarse en el recinto durante la próxima sesión, que podría realizarse el miércoles 21 de noviembre.