Descargar publicación completa

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN PARA PREVENCIÓN, ABORDAJE Y ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN EL ÁMBITO LABORAL – CONSTRUYENDO PERSPECTIVAS DE GÉNERO / GUÍA PRÁCTICA

25.09.20

Mariana Vázquez - María del Pilar Olaso - Celeste Ferrer

El 23 de septiembre del 2020 fue publicada en el Boletín Oficial de la CABA la Resolución N° 1019/2020 del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, a través de la cual se aprueba la “Guía práctica sobre el Protocolo de actuación para la prevención, abordaje y erradicación de la violencia de género en el ámbito laboral – Construyendo perspectivas de género” —la “Guía”—

El objetivo de la Guía es abordar con un lenguaje más llano y cotidiano el contenido del Protocolo de actuación para la Prevención, Abordaje y Erradicación de la Violencia de Género en el ámbito laboral del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, aprobado mediante la Resolución Conjunta Nº 1-MSGC-19 —en cumplimiento con la Ley Nº 6.083—, todo ello en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat del GCBA.

El Protocolo está destinado a toda persona empleada en el sector público de la Ciudad, resultando de aplicación tanto a funcionarios/as, personal de planta permanente, planta transitoria, personal de gabinete y régimen gerencial, como al personal contratado bajo el régimen de locación de servicios y obra, sea en carácter de personas denunciantes y/o personas denunciadas. Además, incluye a aquellas personas que desarrollen sus labores en el marco de convenios y programas de asistencia técnica.

En su desarrollo, la Guía explica de manera resumida cuál es el marco normativo aplicable a cuestiones de violencia laboral en el marco del Protocolo mencionado. En este mismo desarrollo, a su vez, define conceptos claves a fin de explicar qué es el género, la perspectiva de género, la identidad de género, los estereotipos, la orientación sexual y la discriminación.

A su vez, la Guía se explaya sobre qué se entiende por violencia de género en el ámbito laboral dentro del sector público, qué es la violencia laboral y qué es la violencia de género en el ámbito laboral, entendiendo a esta última como aquella violencia laboral que se constituye por razón de género y/o por motivos de identidad de género u orientación sexual en el ámbito laboral. Siguiendo esta línea, define el maltrato y violencia física y psicológica así como también el acoso laboral y acoso sexual en el ámbito laboral.

Frente a situaciones de violencia de género, explica la Guía, deben tenerse presente tres principios rectores:

  1. el asesoramiento gratuito,
  2. el respeto y la confidencialidad y
  3. la no re-victimización.

Con respecto a este último punto, se busca evitar la exposición pública de la persona que consulte o denuncie un hecho de esta naturaleza, como así también que el relato de dichos hechos deba reiterarse innecesariamente.

Las consultas y/o denuncias pueden ser realizadas por cualquier persona a la que le asisten los derechos vulnerados por las situaciones que este procedimiento contempla. El tratamiento de consultas y/o denuncias debe resguardar la confidencialidad y la reserva de identidad. La Guía prevé un procedimiento específico para la recepción y tratamiento de consultas y denuncias vinculadas a estos temas en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat.

Por último, la Guía contiene una serie de pautas de prevención de la violencia de género en el ámbito laboral y de buenas prácticas en la materia.

En ese marco, asume los siguientes compromisos: respetar y hacer respetar los derechos de todas las personas que integran el Ministerio, promover la equidad de género, actualizarse acompañando los cambios socioculturales, favoreciendo la buena convivencia y el respeto, reconocer la existencia de otras identidades sexo-génericas, y propiciar un espacio para que puedan desarrollarse libremente, y llevar a la práctica políticas, programas, espacios de formación continua e iniciativas para fomentar la igualdad de oportunidades.

También contiene previsiones vinculadas a: personal especializado, consentimiento informado, confidencialidad, licencias laborales como medida complementaria, comunicación con igualdad de género, recomendaciones para evitar discursos estigmatizantes y discriminatorios, y campañas de sensibilización sobre estos temas.